miércoles, 10 de diciembre de 2008

Que viene el coco

- ¿No te has preguntado alguna vez por qué tenemos tanto miedo a preguntarnos sobre lo que de verdad nos inquieta? ...

- También tú, mira que haces unas preguntas, ¿como me voy a preguntar por qué tengo miedo a preguntarme eso, si ni siquiera me pregunto lo otro? ... tú estás aquí porque tiene que haber de todo.

- Y que razón tienes.

- Mira, yo creo que no me lo pregunto, porque de verdad, lo que me da miedo encontrarme es que esté equivocado ...

- ¿Qué me estás contando?, no será por eso.

- Lo que tú digas, pero a veces tengo miedo de que mi vida sea una mentira, muy bien cimentada, estructurada, organizada, fundamentada ... pero una mentira ... de hecho, cuando se me empieza a pasar por la cabeza, me escondo como un avestruz. La mayoría de las veces no lo hago conscientemente, pues he llegado a tal estado de huida de mi, que ya sale como si fuera instintivo; que a veces me pregunto si no naceremos con ese instinto de escondernos de lo que nos incomoda.

- ¿Y no será que esto viene de que tenemos miedo a enfrentarnos a nosotros mismos, tal cual somos?

- Puede ser, no te digo que no ... ¡joder! ... puede que tengas razón ... que se yo ...

- Porque puede ser que esa vida que consideras mentira, te la hayas creado para maquillar algo. Porque nos cuesta asumir nuestras cositas que tanto nos irritan, pero que los demás desconocen, ¿o no piensas muchas veces que no somos nadie y menos en calzoncillos? ... algunos más que otros ...

- Y tú ... ¿no tienes miedo a nada? ...

- Pues sí, pero tengo localizados a muchos de mis miedos y aunque la mayoría de las veces no consigo superarlos, al menos sé por donde me vienen ... que eso no quita para que en ocasiones meta la cabeza bajo tierra y los ignore. Intento enfrentarme a ellos, con esperanza.

He aprendido que no me puedo tener miedo a mi, pero no basta con mirarme en el espejo, tengo que mirar dentro, donde tengo escondido todo eso que temo encontrarme.

No puedo tener miedo a enfrentarme a mi mismo, porque si lo hago, comenzaré a construirme esa mentira de la que hablas. Dejaría de vivir una vida real, sin artificios, sin máscaras y empezaría a vivir una burla ... sería como los payasos del Circo, tendría que maquillarme una fingida felicidad en la cara. Y que triste cuando esto nos pasa ...

- Tú lo has dicho, que triste ...

- De ahí viene precisamente la tristeza que invade tu corazón, porque, ese miedo a enfrentarte a ti mismo y a lo que puedas encontrar, te quita la paz.

Mira dentro y si te encuentras cinco euros, son míos.

6 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Hola Javier, qué bien que escribas, gracias :)

Claro que tenemos miedo a mirar dentro de nosotros, pero es porque no sabemos mirarnos como nos mira el Señor.

Que El nos vaya enseñando y dándonos esa mirada suya nueva que nos da tánta belleza. Hacia nosotros mismos y luego hacia los demás.

Besos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Muchas veces descubro que poco me gusto por dentro, padezco raquitismo y ni siquiera soy capaz, a veces, de acudir al médico a poner remedio. Pienso entonces en una catequesis que oí en el Camino Neocatecumenal´; decía que Dios no se equivoco al hacernos, porque El nunca se equivoca, por eso sé que Dios me hizo así porque le gusta que yo le pida ayuda para salir de mi pequeñez, que tienda su mano hacia el para crecer. Cuando pienso en ello se me quita el miedo.
Un abrazo
María Jesús

mercedes dijo...

Hola Javier !! Soy Mercedes, que comento mucho en el blog de Juan Luis "Y a mí qué"... He venido a cotillear...y me gusta mucho tu blog !! Es fresco y auténtico. No sé por qué pero en algún momento nos encontraremos, en Madrid o en Calcuta...pero tengo la impresión de que nos cruzaremos. Un abrazo. Mercedes

San Goque, Pego de dijo...

A mi lo de fresjco no me suena muy bien ... que muchas veces después de llamarte fresjco te endiñan una torta ... jajajaja

Javier.

Anónimo dijo...

HE VENIDO DE LA MANO DE MERCEDES,AUNQUE YA HABIA YO ECHADO MIS VISTAZOS.si que tiene espontaneidad y frescura este blog.que siga,que dure.Porque vanas son las ilusiones,las pones en algo humano y...se agosta.M.A

mercedes dijo...

Bueno, creo que estas de broma y lo de fresco lo entendiste perfectamente... que es un soplo de aire fresco en este mundo con el aire tan cargado...y un alivio de que así sea.