miércoles, 24 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

- Será para ti ...

- ¿Y eso? ...

- Pues sí, porque la verdad es que últimamente la Navidad no es mi época preferida: que si a ver donde comemos, que si tengo que aguantar a mi cuñado, que si mi suegro se pone pesado ... y encima en casa las cosas como están, desde que falta mi hermano ya no es lo mismo ... vamos, que las Navidades son un asco ... y luego las compras de las narices, que no nos olvidemos de fulano ni zutanita, ni de tu hermana, y mira esto le vendría fenomenal a mengano, pero como ya no nos hablamos mejor lo dejamos ... que si patatín patatán ... y luego en la tele machacándonos con la mierda de las películas llenas de no se que paparruchas de espíritu navideño ... vamos, que tengo unas ganas de que se pasen que pa qué ...

- Pues te jodes, tío ...

- ¡Pero qué me cuentas!

- Pues eso, que te jodas ... te lo puedo decir más alto, pero más claro, no.

Tú, en las Navidades, ¿qué celebras?

- Pues no sé ... la paz, la concordia, el ...

- Ya, pero eso, ¿no lo puedes celebrar todos los días?, ¿por qué solo en Navidad?


- Pero eso es el espíritu de la Navidad, ¿no?, la fraternidad y esas cosas ...

- ¿Seguro? ... mira, yo celebro en la Navidad el nacimiento de Dios, celebro que Dios, hace 2000 años, irrumpió en la historia de la humanidad, celebro que Dios, cada día, y desde ese día, me pide permiso para compartir mi historia con Él.


No te olvides que la Navidad es una fiesta religiosa, no social. No te olvides que el verdadero espíritu de la Navidad es Dios que se nos regala. No te olvides de eso y verás como la Navidad empezará a ser tu época preferida.

Porque, si quitas a Dios de una fiesta religiosa ... ¿qué te queda? ... patochadas, sensiblerías y horteradas llenas de consumismo sin sentido alguno, que te llenan el corazón de amargura, pues descubres que todo es falso.

Por eso mismo, te jodes. Tú y solo tú eres culpable de estar amargado en Navidad. Lo tienes muy fácil, pon a Dios en tu Navidad y de verdad serás feliz, a pesar de las circunstancias.

Feliz Natividad.

8 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Jajajaja.. qué bruto Javier... tienes toda la razón, pero piensa que nosotros somos privilegiados, hay muchísima gente que no ha tenido la oportunidad de conocer al Señor.

Venía a desearte toda la felicidad en este día que nos ha nacido nuestro Niño.

Anoche estuve en Caná en la Misa de Gallo, qué bonito en el momento del Nacimiento cuando el sacerdote alzó al Niño para que todos pudiéramos adorarle.

Que siga invadiendo tu vida con su Presencia.

Un beso muy grande Javier.

San Goque, Pego de dijo...

¿Como ... que estuviste en Caná y no nos vimos? ... ¡pero si éramos cuatro gatos! ...

Yo prefiero que siga invadiendo tu vida con su presencia y así le podamos ver a través de ti.

Javier.

Guerrera de la LUZ dijo...

Jajajaja 4 gatos... y no cabía un alma.

Bendito sea Dios x Santa María de Caná. Pues no sé cómo no nos hemos visto, yo voy muchísimo! Un día nos tomamos una cañita x ahí enfrente.

Besitos, gracias x tus palabras.

San Goque, Pego de dijo...

Yo no voy tanto, lo "estoy dejando" ... jajajajaja ... alguna que otra vez me han echado a las 9:30 a la calle porque tenían que cerrar.

Javier.

Guerrera de la LUZ dijo...

Pues yo no me puedo desenganchar del impresionante don de predicación de D.Jesús. Siempre me toca el corazón.

Querido Javier, te deseo un Año Nuevo en el que puedas sentir cada día el inagotable manantial de Amor de Jesús por ti y toda la felicidad que tu corazón pueda soportar.

Un beso grande!

Anónimo dijo...

el que la busca es porque ya en la frente, lleva un beso de PAZ...DIOS OS BENDIGA.

mercedes dijo...

Sí, la Navidad es la llegada de Jesús para renovar nuestras vidas y llenarlas de Amor. Esta Navidad ha sido realmente hermosa, todos estaban con gripe en casa pero así y todo nos reunimos alrededor de la mesa con bata y pijama, para estar todos juntos. ¿No era esto lo más importante? Estar juntos con amor...

Luis y Mª Jesús dijo...

No se puede decir mas claro. He cotilleado vuestros comentarios, sois los dos un regalo para todos los que os leemos.
Un beso
María Jesús